Una vez condenado y declarado en insolvencia, el reo debe manifestar su conformidad con carácter previo a la realización de dichos trabajos. Para ello, lo normal es que reciba una citación para elaborar el plan de cumplimiento de los trabajos en beneficio de la comunidad.  Sin dicho consentimiento, no se puede aplicar tal pena, por lo que se entiende que incluso la simple no asistencia del condenado a dicha cita implica que no hay conformidad, sin que ello suponga ningún delito de quebrantamiento de condena.